sábado, 20 de septiembre de 2014

Grasping At Eternity, Saga Kindrily 1, Karen Amanda Hooper




Maryah Woodsen rompe la única regla que puede arruinar la eternidad: Nunca borres tus recuerdos.

Antes de llegar a esta vida, Maryah hizo lo imperdonable—ella borro. Ahora, a los diecisiete años, ella no tiene idea de que su nueva familia adoptiva la ha conocido por siglos, que son almas reencarnadas, y que tiene poderes sobrenaturales. Y por cierto, ella debería amar (no despreciar) a Nathan, el temerario chico de los ojos verdes que la rescato.

Nathan está convencido que el plan de su familia para recuperar las memorias de Maryah es inservible, pero su amor por ella es eterno. Después de pasar (y recordar) tantas vidas juntos, le rompe el corazón estar junto a la cascara vacía que solía ser su alma gemela. El odia convertirse en un acosador, pero no tiene opción, ya que el asesino de Maryah en su vida pasada aún está detrás de ella.

Mientras el cazador de Maryah se acerca cada vez más, ella y Nathan esconden secretos y asumen cosas que los alejan cada vez más. Maryah tiene que creer en la magia de su interior, Nathan debe tener fe en el poder de su amor, y los dos deben conocer la verdad antes de que se separen para siempre—y descubran lo solitaria que la eternidad puede ser.

Gracias a Fallen Angels por el libro!

No hay comentarios:

Publicar un comentario