jueves, 7 de agosto de 2014

Elegí Vivir, Daniela García Palomer




El 30 de octubre de 2002 un accidente conmocionó a la ciudadanía. Los medios de comunicación informaban que una joven había perdido sus cuatro extremidades luego de caer desde un vagón de uno de los trenes que viajaba a Temuco: se trataba de la autora de esta vivencia, estudiante que en ese tiempo cursaba tercer año de medicina. Su accidente produjo una reforma en el sistema ferroviario y un cambio completo en el directorio de la Empresa de Ferrocarriles del Estado (EFE).

No hay comentarios:

Publicar un comentario